lunes, 3 de octubre de 2016

Abuso Sexual Infantil

El abuso sexual es un tema muy difícil de manejar y afrontar, sobre todo cuando se trata de víctimas menores de edad. Por alguna razón creemos que es algo ajeno a nosotros y solamente les pasa a unos pocos… pero es tan común que requiere toda nuestra atención y esfuerzo para mantener a nuestras hijas e hijos protegidos.



Al hablar de Abuso Sexual Infantil, nos referimos a cualquier conducta de tipo sexual que realice un hombre o una mujer mayor de edad con un niño o niña, incluyendo las siguientes situaciones:

1. Que el abusador o la abusadora toque los genitales del niño o de la niña.
2. Que el abusador o abusadora toque otras zonas del cuerpo del niño o niña.
3. Que el abusador o la abusadora incite al niño o niña a que toque sus propios genitales.
4. Solicitar al niño o niña que toque el cuerpo y genitales del abusador o abusadora.
5. Penetración vaginal o anal o intento de ellas, ya sea con sus propios genitales, con otras partes del cuerpo (por ejemplo: dedos) o con objetos (por ejemplo: palos), por parte del abusador o abusadora.
6. Exposición de material pornográfico a un niño o niña (por ejemplo: revistas, películas, fotos) o hacerle presenciar cualquier situación sexual en la que terceras personas estén involucradas.
7. Contacto bucogenital entre el abusador(a) y el niño(a).
8. Exhibición de los genitales del abusador o abusadora al niño o niña.
9. Solicitud para mostrar los genitales y el cuerpo del niño o niña al abusador o abusadora.
10. Utilización del niño o niña en la elaboración de material pornográfico (por ejemplo: fotos, películas).
11. Acoso con palabras, propuestas, contenido sexual, tocamientos de parte del acosador o acosadora hacia la niña o el niño.

Estas situaciones se pueden dar de forma conjunta, de forma individual, o varias de ellas combinadas. Pueden tener lugar una sola vez, en repetidas ocasiones o en forma crónica durante muchos meses o años.


¿Quiénes pueden ser víctimas de Acoso Sexual Infantil?

Cualquier niño o niña puede ser víctima de abuso sexual infantil. Se da en todas las clases sociales, niveles culturales, en todas las zonas geográficas, en todas las religiones y afecta a niños y niñas de diferentes edades.



Factores de riesgo para la ocurrencia del Abuso Sexual Infantil:

· Falta de educación en la sexualidad.
· Baja autoestima en la niña o en el niño.
· Necesidad de afecto y/o atención.
· Actitud pasiva (actitud de las personas que no hacen las cosas por sí mismas, sino que permiten solamente que los demás actúen).
· Dificultades en el desarrollo asertivo (capacidad de autoafirmar los propios derechos, sin dejarse manipular por otros ni manipular a los demás; saber defender las propias necesidades frente a las exigencias de los demás sin llegar a comportamientos agresivos ni violentos).

· Tendencia a la sumisión.
· Baja capacidad en cuanto a la toma de decisiones.
· Aislamiento.
· Timidez o retraimiento excesivos.

 

¿Quiénes abusan sexualmente de niñas y niños?

       No existe un perfil específico de un abusador o abusadora sexual infantil.
       Pueden ser hombres o mujeres.
       Generalmente los niños y niñas son víctimas de abuso sexual por parte de personas de su propios entorno, ya sean amistades o conocidos de la familia, vecinos, vecinas, familiares o los propios padres / madres, tíos, tías, primos, primas, abuelos, abuelas.
       Generalmente el (la) abusador(a) posee alguna relación de autoridad con el niño o niña, existiendo respeto, confianza y cercanía.



Mitos alrededor del Abuso Sexual Infantil:

       “El Abuso Sexual Infantil es poco frecuente o no existe”
Falso: El Abuso Sexual Infantil es una forma de maltrato infantil muy frecuente en nuestra sociedad, pero por miedo, culpa y/o vergüenza hay muchos casos no detectados.
       “Abuso Sexual es sólo cuando ocurre una violación o penetración por parte del abusador o la abusadora a la víctima.”
Falso: El término Abuso Sexual implica una serie de conductas de tipo sexual que se realizan con un niño o niña, dentro de las cuales se encuentra la violación, pero existiendo otras formas de abuso, todas ellas consideradas como Abuso Sexual.
       “Los Abusos Sexuales son fáciles de detectar”
Falso: Hay muchas cosas que dificultan la detección, como: el miedo del niño o la niña a ser castigados, las amenazas del abusador(a) hacia el niño o niña, la creencia del niño o niña de que no le van a creer o lo van a culpar de lo sucedido y tal vez la más importante es que como adultos no estamos preparados para hacerle frente a una realidad como esta, resultándonos más fácil pensar que no está sucediendo nada, que debe ser un error lo que sospechamos, que el niño o la niña está mintiendo o que estamos exagerando al sospechar.
        “Los Agresores Sexuales son enfermos mentales”
Falso: La mayoría de los abusadores y abusadoras sexuales, realizan los abusos en conciencia y sin ningún estado de enajenación mental propio de alguna patología psiquiátrica, generalmente son personas perfectamente adaptadas en todos los ámbitos de su vida.
        “Los niños o niñas generalmente mienten cuando señalan que están siendo víctimas de algún abuso”
Falso: Los niños o niñas de forma natural, dicen la verdad cuando algo les afecta o les está haciendo daño, la probabilidad de que un niño o niña llegue a elaborar como fantasía una situación de Abuso Sexual es bajísima.
       “El Abuso Sexual Infantil ocurre sólo en familias y escuelas pobres”
Falso: El Abuso Sexual a niños y niñas ocurre en todas las clases sociales y en todos los estratos socioculturales. En clases con mayores recursos económicos se tiende a ocultar y a denunciar menos para guardar las apariencias.
       “El Abuso Sexual es provocado por la víctima”
Falso: Cualquier conducta del niño o niña que ha sido víctima de una situación de abuso, puede ser interpretada por el (la) agresor(a) como una provocación y usarlo como una forma de justificar su propio comportamiento. El abusador o la abusadora es el (la) único(a) responsable de sus acciones (el abuso sexual infantil es un DELITO), jamás debe culparse a la víctima.
       “El Abuso Sexual Infantil ocurre en lugares solitarios, apartados y en la oscuridad”
Falso: La mayor parte de los Abusos Sexuales cuyas víctimas son niños o niñas, son cometidos por personas conocidas, generalmente ocurren en espacios familiares para los pequeños y suceden a cualquier hora del día.
       “Los Abusos Sexuales afectan solamente a niños o niñas mayores o adolescentes, a los bebés y a los menores no puede sucederles”
Falso: Los Abusos Sexuales pueden afectar a niños o niñas de diversas edades, siendo el grupo más vulnerable los niños o niñas menores de 12 años.



Prevención y manejo de situaciones de Abuso Sexual Infantil:

       El tema de Abuso Sexual Infantil debe ser algo que preocupe a todos los miembros de la sociedad y en el que todos estemos involucrados para prevenirlo y mantener a nuestros niños y niñas seguros.
       Antes de hablar sobre Abuso Sexual con niñas y niños, debe abordarse la temática de la sexualidad. Si el primer contacto con el área del desarrollo sexual para un niño o niña es a partir de un abuso, podría generar una percepción y entendimiento equivocados de lo que es la sexualidad, distorsionando su autoconcepto, el proceso natural en su desarrollo y el ejercicio sano de su sexualidad.
       Si tu hijo o hija se acerca a ti para comunicarte alguna situación de abuso sexual que ha vivido o presenciado, escúchale atentamente, sin interrumpirle y no pongas en duda lo que te dice por ningún motivo (aun cuando señale como abusador o abusadora a alguien cercano y querido para ti).
       Mantén la calma en todo momento, recuerda que tu hija, tu hijo o algún otro niño son las víctimas y están en peligro.
       Proporciona alternativas frente al problema que se está presentando.
       Hazle saber al niño o niña que hay personas para protegerlo y hacerse cargo de él o ella, que no permitirán que nadie le dañe (a pesar de posibles amenazas).
       Reconoce el valor del niño o niña por haber contado lo sucedido, dile que ha hecho lo correcto.
       Apóyale afectivamente si está asustado(a), confundido(a) o nervios(a). Acompáñale en todo momento y no dejes que lidie por su cuenta con la situación.
       No descalifiques ni te burles cuando logre expresar lo que siente.
  


Lo que no debe hacerse en caso de Abuso Sexual Infantil:

  1. Perder la calma. No importa lo que el pequeño te cuente ni sobre quien sea, mantente tranquilo (a) y sereno (a).
  2. Dudar de lo que te está contando el niño o la niña.
  3. Reaccionar exageradamente o hacer un drama de la situación. Los pequeños aprenden de nosotros sobre como solucionar conflictos y reaccionar de manera exagerada podría dañar de manera más profunda el sentir de la niña o al niño y dañar la confianza que te ha tenido hasta el momento.
  4. Burlarse del niño(a), minimizarle o descalificarle.
  5. Culpar al niño(a) por lo ocurrido. Recuerda: es una víctima, de NINGUNA manera es responsable de lo que le sucedió.
  6. Expresar enojo hacia el (la) niño(a), desafiarle o castigarle.
  7. Pedir al niño o niña que no cuente nada y que mantenga el secreto.



¿Cómo hablarles a tus hijas e hijos de abuso sexual para prevenirlo?

       Fomenta la autoestima desde los primeros años.
       Inculca en ellos la capacidad y seguridad para tomar decisiones, confía y apóyalos en lo que decidan.
       Hablen sobre sexualidad, cuidados y salud desde pequeños con información adecuada para cada etapa de su desarrollo.
       Insiste en el tema de sexualidad y en todos los demás, que las decisiones son personales y nadie puede obligarlos a hacer algo que no quieren.
       Edúcales desde el respeto, no desde el miedo. Decirles cosas como: “Obedece a tus mayores”, “Un(a) niño (a) bueno (a) es obediente” o “Porque lo digo yo” sin darles explicaciones del porqué deben hacer tal o cual cosa, los pone en una posición de sumisión y vulnerabilidad ante cualquier adulto y ante cualquier cosa que un adulto les ordene, por lo que podrían creer que están siendo buenos y obedientes al acceder a las peticiones de un abusador o una abusadora y no tienen poder alguno para decir “no” a lo que no quieren hacer solo por ser niños y niñas.
       Hablen sobre las partes privadas del cuerpo y lo que implica la privacidad.
       Define y comunícales los criterios de lo que es permitido y lo que no en sus propios cuerpos.
       Hablen sobre los riesgos de compartir fotos íntimas con otras personas y de dejarse tomar fotos y/o videos por otras personas.
       Hablen sobre los riesgos de compartir información personal, familiar, datos y fotografías.
       Deposita en ellos responsabilidades de acuerdo a su edad y conversen sobre las consecuencias al tomar decisiones, hazles conscientes de la reflexión que se requiere al momento de decidir sobre cualquier tema, en especial en cuanto a sexualidad.


Para saber más de cómo hablar con tus hijas e hijos sobre este tema y sobre la sexualidad en cada etapa de su desarrollo de manera respetuosa y congruente con tus valores familiares, inscríbete a la charla:
 “Cómo hablar de sexualidad con tus hijas e hijos”
Costo: $400.00 mxn
Primera parte: Martes 11 de Octubre de 9:00am a 12:00pm
Segunda parte: Miércoles 12 de Octubre de 9:00am a 12:00pm



Informes y reservaciones: 2225678089
Lugar: Amparo Bandera - Terapia (19 Sur N°501 - Mezzanine. Entre 5 Pte. y Ave. Juárez, frente a PROFECO)


No es fácil como padres y madres hablar sobre temas sensibles como la sexualidad con nuestras hijas e hijos, pero siempre es posible encontrar una manera de hacerlo con información correcta, con respeto y siendo congruentes con nuestros valores personales y familiares. La educación sexual es un proceso continuo que debe hacerse en familia. Debe estar dirigida a que nuestros hijos e hijas aprendan a conocerse, aceptarse y a expresar su sexualidad de modo que sean felices. Es una oportunidad para compartir tus opiniones y valores con ellos(as), de involucrarte en sus vidas y ayudarles a crecer sanamente.


Programa de la charla: http://www.amparobandera.com/sexualidad-e-hijos.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario