viernes, 21 de julio de 2017

La Copa Menstrual

Dejar de usar toallas y tampones es posible. 



Las copas menstruales son una alternativa ecológica ya que soluciona problemas de contaminación ambiental, duran aproximadamente 10 años y tienen la capacidad de sustituir miles de toallas sanitarias que son desechadas a la basura junto con sus empaques y que tardan 500 años en degradarse.

Son una opción saludable; respetan el PH vaginal, impiden la proliferación de hongos y alergias, no provocan rozaduras, infecciones, incomodidad ni olores, además de permitirnos estar más en contacto con nuestro cuerpo y darnos la posibilidad de reconstruir de manera positiva el concepto de la menstruación.

Son económicas. El precio de una sola copa menstrual equivale al gasto de 12 paquetes de toallas sanitarias o tampones y como puede durar al rededor de 10 años, no tendrás que volver a gastar en mucho tiempo. El costo de la copa se recupera en 6 meses. 

Hablando un poco más de ella y su uso diario: aunque es más fácil de colocar y retirar una toalla, con práctica, la copa se domina y funciona perfectamente. En lo que aprendes a colocarla y retirarla, sobre todo en los días de mayor flujo, te recomiendo que uses un pantiprotector. Poco a poco irás conociendo las necesidades de tu cuerpo, así como la manera en que se adapta a ti y te será más fácil, NO DESESPERES. Una vez puesta, no se siente ni se nota (si la sientes, es que no la has colocado correctamente), además, bien colocada, no permite fugas, puedes sentirte segura y libre para realizar actividades deportivas, para nadar y durante la noche (cambiándola antes de ir a dormir y al despertar). No debes dejar pasar 12 horas sin cambiarla, la frecuencia de cambios depende de la cantidad de tu flujo. 

Yo elegí Angel Cup, por ser mexicana, además está hecha de silicón de grado médico aprobado por la FDA (Food and Drug Administration de USA). Puedes conocerla en www.angelcupmexico.com

Existen dos tallas diferentes ¿Cómo escoger la tuya?:

  • Si eres menor de 35 años y no has tenido un parto vaginal: talla S
  • Si eres menor de 35 años pero has tenido un parto vaginal: talla L
  • Si rondas los 30 y tienes sobrepeso o una complexión grande: talla L
  • Si eres mayor de 35 años: talla L
  • Si eres mayor de 35 años pero has tenido un parto vaginal: talla L
  • Independientemente de tu edad, si tienes pérdidas de orina: talla L
  • Independientemente de tu edad, si no has tenido hijos y cuidas tu suelo pélvico con bolas chinas o ejercicios kegel: talla S

- Recuerda que la elección de talla no depende de tu cantidad de flujo.-



Te dejo un video para que conozcas la manera de usarla. En internet hay muchísima información y testimonios. Investiga antes de elegir tu marca, cada marca tiene asesoras que pueden ayudarte a elegir tu talla y a aclarar tus dudas, te aseguro que será un cambio positivo en tu vida:


Y tal vez este artículo aclare algunas dudas que son comunes: 5 detalles sobre la copa menstrual que nunca te van a contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario