miércoles, 25 de mayo de 2016

Harta de tantos videos e imágenes espeluznantes en redes sociales


Tengo ciertos contactos en redes sociales que todo el tiempo publican videos y fotografías explícitas de golpizas, agresiones, asesinatos, cadáveres y animales heridos y no puedo evitar pensar si ver este tipo de material realmente ayuda a generar consciencia… me cuesta creer que si alguna persona con comportamientos violentos o discriminatorios como los agresores que aparecen en las filmaciones al ver el video realmente va a pensar: “yo hago esto que aparece en el video: golpeo a mi esposa / cargo un arma / no respeto las leyes / maltrato a mis hijos / amarro, golpeo y no le doy de comer a mi mascota / no respeto los lugares de acceso para discapacitados / odio a las personas de otras religiones y otras orientaciones sexuales … y ahora me doy cuenta de que estoy mal ¡¡a partir de hoy voy a cambiar!!” ... yo lo veo improbable, pero vale la pena analizar el tema porque hay más puntos a considerar:
-       Me parece que a pesar de no ser un problema legal ver este tipo de fotos y videos – excepto en el caso de pornografía infantil – y de que éticamente hablando, nadie sabrá si lo viste o no, si puede ser un problema psicológico ya que nos altera, nos roba la paz y nos deja intranquilos (obviamente se genera miedo a partir de presenciar crímenes, asesinatos, accidentes, golpizas, asaltos, balaceras, etc.). ¿Te habías preguntado porqué sientes miedo fuera de proporción de salir por la noche, de que tus hijos viajen solos, de que te quieran robar, de que sufras un accidente trágico, etc. cuando no hay motivos reales que indiquen que así sucederá? No creo que ver todos los días, todo el tiempo estos videos aporte mucho a tu tranquilidad, a tu desarrollo ni a tu crecimiento como persona.

-       La manera de ver estos videos y fotos hace una diferencia, una cosa es ver algo para aumentar tu entendimiento del mundo y del corazón humano y otra es  divertirte, sentirte satisfecho y sentir placer en ello, no estoy sugiriendo que deberíamos desviar nuestras miradas absolutamente de todo hecho perturbador de la vida, pero si te das cuenta que observas el sufrimiento humano o animal como una forma de entretenimiento, creo que está pasando algo grave dentro de ti y tienes que atenderlo.
-       Por un lado, no quieres estar desconectado de la situación de tu ciudad, de tu país, del mundo y estás consciente de que estar enterado de la delincuencia, de las injusticias, de la corrupción (una de las maneras es que esos videos y fotos se hagan virales y lleguen a muchas personas) ayuda a unir esfuerzos para reformar las leyes, los acuerdos y regular la conducta destructiva. Entonces, en ese sentido, si es útil; el video contribuye al mejoramiento de la sociedad. Si esos registros no hubieran estado rolando por las redes sociales, veríamos  menos esfuerzos por lograr un cambio (algunas veces, si no se ve el video no es posible dimensionar la gravedad de la situación).
-       Por otro lado, se normaliza la violencia, la discriminación, el maltrato y la injusticia ¿hay una diferencia significativa entre ver algo real y ver algo ficticio? ¿es malo ver versiones reales de lo que normalmente ves en el cine o en la sala de tu casa? ¿es malo ver películas de guerra, terror, suspenso con alto contenido violento? ¿Es malo para tu desarrollo como persona?, ¿continúas tratando el sufrimiento humano como entretenimiento? Una justificación común es que en la ficción nadie está siendo asesinado, ya que son actuaciones. Pero lo que yo digo es que en las buenas versiones de ficción, tu respuesta visceral no distingue si es realidad o ficticio, es decir saber que es una película no implica que hagas la distinción psicológica y tu mente, tu cuerpo y tus emociones lo sienten real. Si estás viendo películas como Hostal, no puede ser bueno para ti. Así que, suponiendo que es malo para ti, ¿por qué ver este tipo de películas violentas está mal y mirar videos virales de lo que pasa en la vida real estaría bien?
-       Tú decides lo que ves… no es culpa de quien los publica, de quien los sube a las redes, ni de quien los comenta que  tú los veas completos y te sientas alterado. No podemos controlar o gobernar el código de ética de quienes suben material a las redes, no podemos cuestionarlos sobre lo que vaya a pasar cuando la gente lo vea o porque haga sentir mal a las víctimas, pero si podemos cuestionar a nivel personal si ver ese material profundiza de alguna manera nuestro entendimiento del mundo y de la humanidad y aporta algo positivo.
-       Hacer disponibles estos materiales para nuestros contactos, probablemente no tenga nada de malo, es decisión de cada quien si quiere reproducirlo o no (la responsabilidad tampoco está en Facebook, Youtube o Twitter así que reportar las cuentas de quienes publican no resuelven la situación, recuerda, la decisión es solo tuya).

-       Muchas veces un texto por sí solo no refleja el drama de lo que ha sucedido. Las fotografías y videos perturbadores impactan a las personas para que dimensionen lo que sucedió realmente y hacen que se muevan para hacer algo al respecto. Definitivamente hay imágenes que han cambiado al mundo porque transmiten el horror de la guerra, de un desastre natural o de un crimen, en una manera que la prosa no puede transmitir. Nadie está sugiriendo no hablar del tema, simplemente habría que cuestionar como se va a abordar. No mostrar las imágenes no hacen menos espantoso lo ocurrido, sin embargo ¿estamos obligados a ver todos los videos y fotos de cosas terribles para generar consciencia?


Para mí la historia real es que vivimos en un país y en mundo saturado de armas, intolerancia, críticas, ataques, donde no hay respeto por otras creencias y formas de vida y se cree que es fácil saltarse las leyes y disponer de las propiedades o vida de otras personas cuando estorban o hacen algo con lo que no estamos de acuerdo. El tema que debería ocupar nuestra atención no es que la imagen  perturbadora sea vista, sino que para poder vivir en un país donde la policía haga su trabajo, donde la gente no robe ni mate, ataque o agreda a los que son diferentes, donde se terminen los discursos de odio y discriminación y donde se promuevan actitudes constructivas, de apoyo y crecimiento real, necesitamos participar activamente en las estrategias de solución, integrar la congruencia en nuestros actos y ocuparnos más de nuestra salud emocional.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario