domingo, 14 de junio de 2015

Como ayudar a alguien en Duelo



Todos vivimos pérdidas a lo largo de nuestra vida, el proceso de duelo es la manera en que cada quien procesa, llora, se duele y supera estas situaciones y varía de acuerdo a la educación, edad, cultura, magnitud de la pérdida, creencias y costumbres.

Cuando alguien cercano está lidiando con una pérdida muchas veces resulta difícil acercarnos y ser compañía reconfortante, por supuesto cuesta trabajo elaborar frases prudentes y muchas veces no logramos consolar de la manera en que teníamos la intención de hacerlo.

La verdad es que nadie nos entrena para saber que hacer o decir en estos momentos difíciles, por eso me gustaría compartir contigo algunos consejos que pueden ser útiles:

Lo que SI ayuda a una persona en duelo:

1.    Mantenerte cercano a la persona. Pregunta con interés genuino como está y si puedes apoyarle en alguna actividad específica; sigue considerándolo en las actividades en las que participaba anteriormente e invítalo a tus eventos (probablemente elija participar en algunos y en otros no, eso está bien, hay que respetarlo).
2.    Abrázale. La mayoría de las veces no hay palabras que expresen de manera fiel lo que queremos decir a alguien que está experimentando un dolor profundo. Tratar de decir “lo correcto” en estas situaciones puede resultar complicado y no siempre ayuda. Un abrazo o muchos abrazos sinceros si te hacen presente para los demás en sus momentos difíciles.
3.    Ofrece tu ayuda y apoyo solo si estás en posibilidad de brindarlos. Cuidar a sus hijos, acompañarle a realizar trámites, cocinarle o llevarle algo de comer, hacer alguna de sus tareas domésticas pendientes puede ser de gran ayuda.
4.    Los rituales como funerales y ceremonias ayudan a los dolientes a procesar la pérdida. En algunos casos podrían ser momentos de confusión, desconcierto y agotamiento, pero aunque no te sea agradable, asiste, participa y acompaña a la persona durante ellos.

Que NO ayuda a una persona en duelo:

1.    Decirle “no llores”, “anímate”, échale ganas” es demeritar lo que está sintiendo y el esfuerzo que está haciendo para asimilar lo sucedido. Simplemente evita decir esas frases.
2.    No pidas detalles de lo sucedido, presionar para enterarse del chisme es imprudente. Pero si es el doliente quien voluntariamente quiere contarte lo que siente o su versión de las cosas, esfuérzate por ser todo oídos, ser escuchado, tener un espacio para hablar y repasar la historia, es tranquilizador.
3.    No juzgues, no des  soluciones ni critiques las decisiones o palabras de quien está sufriendo. Probablemente te repita muchas veces lo mismo, ten paciencia, desgastar la historia es necesario para reacomodar sus emociones y pensar más claramente.
4.    Si la persona confía en ti para compartir información sensible, guarda el secreto, no traiciones su confianza por ningún motivo.


Te recomiendo mi guía digital: Pérdidas, Duelos, Fallecimiento en la Familia, Enfermedad en la Familia, Discapacidad e impedimentos: Enseñando a los niños a enfrentar las pérdidas. Si tu familia actualmente atraviesa un momento difícil, si han vivido situaciones dolorosas o les interesa prepararse y saber lo que hay que hacer en momentos de crisis, estas guías serán de utilidad.
Si estás interesado en tomar terapia presencial en la Ciudad de Puebla o a distancia vía Skype, escríbeme a terapia@amparobandera.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario