martes, 25 de julio de 2017

¿Cómo hablar de sexualidad con tus hijas e hijos?

La Educación Sexual es primordial para el desarrollo saludable de las personas. Los padres somos la fuente principal de información, pensamientos y creencias en nuestras niñas y niños, pero no somos la única... las escuelas, televisión, las iglesias, l@s youtubers, las pláticas informales, internet, películas, canciones, etc.... también brindan muchísima información en cuanto a la sexualidad y no siempre coincide con lo que queremos para nuestros niños y jóvenes. 
Hablemos de sexualidad con nuestros hijos de una manera seria, formal y apegada a la verdad, para esto, me parece prudente aclarar algunos puntos importantes para evitar confusiones y facilitar a padres y madres de familia el poder hablar sobre sexualidad con sus hijas e hijos. 

Visita el álbum de fotos en Facebook para saber más sobre desarrollo sexual, abuso sexual infantil, sexualidad en la adolescencia y muchos temas más que seguramente te serán útiles para educar en la sexualidad a tus hijos:




https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1361654307221368.1073741863.200935919959885&type=1&l=7fb15575ea


viernes, 21 de julio de 2017

La Copa Menstrual

Dejar de usar toallas y tampones es posible. 



Las copas menstruales son una alternativa ecológica ya que soluciona problemas de contaminación ambiental, duran aproximadamente 10 años y tienen la capacidad de sustituir miles de toallas sanitarias que son desechadas a la basura junto con sus empaques y que tardan 500 años en degradarse.

Son una opción saludable; respetan el PH vaginal, impiden la proliferación de hongos y alergias, no provocan rozaduras, infecciones, incomodidad ni olores, además de permitirnos estar más en contacto con nuestro cuerpo y darnos la posibilidad de reconstruir de manera positiva el concepto de la menstruación.

Son económicas. El precio de una sola copa menstrual equivale al gasto de 12 paquetes de toallas sanitarias o tampones y como puede durar al rededor de 10 años, no tendrás que volver a gastar en mucho tiempo. El costo de la copa se recupera en 6 meses. 

Hablando un poco más de ella y su uso diario: aunque es más fácil de colocar y retirar una toalla, con práctica, la copa se domina y funciona perfectamente. En lo que aprendes a colocarla y retirarla, sobre todo en los días de mayor flujo, te recomiendo que uses un pantiprotector. Poco a poco irás conociendo las necesidades de tu cuerpo, así como la manera en que se adapta a ti y te será más fácil, NO DESESPERES. Una vez puesta, no se siente ni se nota (si la sientes, es que no la has colocado correctamente), además, bien colocada, no permite fugas, puedes sentirte segura y libre para realizar actividades deportivas, para nadar y durante la noche (cambiándola antes de ir a dormir y al despertar). No debes dejar pasar 12 horas sin cambiarla, la frecuencia de cambios depende de la cantidad de tu flujo. 

Yo elegí Angel Cup, por ser mexicana, además está hecha de silicón de grado médico aprobado por la FDA (Food and Drug Administration de USA). Puedes conocerla en www.angelcupmexico.com

Existen dos tallas diferentes ¿Cómo escoger la tuya?:

  • Si eres menor de 35 años y no has tenido un parto vaginal: talla S
  • Si eres menor de 35 años pero has tenido un parto vaginal: talla L
  • Si rondas los 30 y tienes sobrepeso o una complexión grande: talla L
  • Si eres mayor de 35 años: talla L
  • Si eres mayor de 35 años pero has tenido un parto vaginal: talla L
  • Independientemente de tu edad, si tienes pérdidas de orina: talla L
  • Independientemente de tu edad, si no has tenido hijos y cuidas tu suelo pélvico con bolas chinas o ejercicios kegel: talla S

- Recuerda que la elección de talla no depende de tu cantidad de flujo.-



Te dejo un video para que conozcas la manera de usarla. En internet hay muchísima información y testimonios. Investiga antes de elegir tu marca, cada marca tiene asesoras que pueden ayudarte a elegir tu talla y a aclarar tus dudas, te aseguro que será un cambio positivo en tu vida:


Y tal vez este artículo aclare algunas dudas que son comunes: 5 detalles sobre la copa menstrual que nunca te van a contar.

martes, 13 de junio de 2017

La tarjetita del Table Dance

Hoy, más o menos a las dos y media de la tarde, veníamos de regreso de la escuela mis hijos y yo y en un semáforo de Ave. Juárez (Puebla) un señor le dio en la mano a mi hijo de 14 años (que venía de copiloto junto a mí) una de esas tarjetitas de un table dance con todas las promociones de la semana.

Él empezó a leerla y cuando se dio cuenta de que se trataba, volteó a verme con cara de sorpresa. Aunque la primera reacción de ambos fue reírnos, empezamos a platicar sobre lo que significaba que se la hubieran dado a él –un menor de edad que ni si quiera podría entrar al lugar- en plena calle.



Vivimos en una sociedad, donde el uso y consumo de mujeres está normalizado… donde los hombres y jóvenes comparten entre ellos fotos y videos de mujeres desnudas de todas las edades y nacionalidades, masturbándose y teniendo sexo. Una sociedad que presiona a sus hombres (sutilmente desde que son niños) para que aprendan a satisfacer sus necesidades y deseos en cualquier momento, disponiendo y usando mujeres. Hombres que aprenden a jamás conformarse con un “no” por respuesta. Les dicen que es normal y está bien escoger a la mujer que les gusta y pagar por ella, como si fuera un objeto o mercancía. Los animan a ver mujeres en situaciones sexuales  violentas para que “aprendan” lo que es el sexo… y lo peor: en muchos casos la única educación sexual que obtienen los hombres en nuestra sociedad proviene de esos videos, fotos, table dances y de la pornografía. No es difícil entonces entender el porqué de tantas relaciones eróticas y emocionales con dificultades, disfuncionales, violentas, sin conexión afectiva, tantas mujeres insatisfechas (mujeres que jamás sienten un orgasmo), tantas violaciones y feminicidios.

Me niego a resignarme a que mis hijos se acostumbren a eso.

Me niego a que piensen que algunas mujeres eligen ser bailarinas o sexoservidoras y que entonces “está bien”, porque si fuera realmente una elección libre y segura, habría miles de mujeres (y hombres) haciendo filas para aplicar en la industria del sexo servicio, no habría secuestros de niños, niñas y jóvenes para filmarles o prostituirles, no habría redes de trata a nivel mundial ni por internet. Me niego a que cierren los ojos ante la violencia que existe ahí… que no se den cuenta que muchas personas son forzadas, chantajeadas, obligadas u orilladas a vender su cuerpo con el riesgo de recibir golpes, humillaciones y de que algún cliente les mate. No quiero que piensen que todas esas mujeres que aparecen en las fotos y videos que se comparten en mensajes privados sabían que las estaban filmando o están de acuerdo en que se compartan sus imágenes y pierdan de vista que podría ser un ex novio dolido, una pareja ocasional abusiva o un grupo delictivo que se toma la libertad de alardear, lucrar o desprestigiar con las imágenes PRIVADAS de ellas. 



Quiero que sepan que atrás de esas imágenes hay una persona (y tal vez familias completas) que pueden estar viviendo momentos terribles ante esos abusos y delitos.
Me niego a que mis hijos crean que el sexo es violento, humillante y para satisfacción y servicio solo de los hombres, no puedo quedarme callada ante esta realidad y necesito hablar con ellos (las veces que sean necesarias) sobre lo que implica que sigan habiendo consumidores que demandan sin reparo servicios de imágenes, videos, bailes, masajes y sexo. No me voy a quedar callada hasta que tengan claro el respeto por las personas (conocidas y desconocidas), hasta que sientan que es posible vivir una vida de pareja afectiva y erótica consensuada, plena, intensa, libre, respetuosa y sin violencia.




Les invito, madres y padres, a hablar de manera clara, honesta, sin tapujos sobre estos temas con sus hijas e hijos. No esperen a que cumplan 20 años, yo hoy aproveché lo que pasó para hablarlo con los míos (de 14 y de 8 años). Es vital mantenerlos a salvo de situaciones que no quieren, que pondrían su vida en peligro, de alejarlos de esas creencias tan aceptadas en la sociedad sobre la disponibilidad y uso de las personas. Necesitamos guiarles e informarles de manera seria y ética sobre lo que sí es aceptable y lo que no, para que puedan hacerse escuchar y dejar de ser parte de la violencia, los crímenes y los abusos que hay en torno al sexo. Estoy segura de que igual que yo, quieren para sus hijas e hijos relaciones de pareja sanas, funcionales, sin mentiras, sin engaños, sin violencia, sin humillaciones, tenemos que asumir nuestra responsabilidad como padres para aportar a su felicidad. No lo echen en saco roto por favor.


sábado, 27 de mayo de 2017

¿Cuáles privilegios masculinos?

Quiero compartirles esta publicación de la página en Facebook SORORIDAD. Me parece muy clara para explicar lo que son los privilegios masculinos a aquellos hombres y mujeres que aún creen que no existen:



" Para aquéllos machitos que dicen:

-¡¿pero de qué privilegios estás hablando?! ¡¡Están locas!!
- De éstos hablo:

1) tu género o tu clase biológica: hombre, no es tildado como colectivo: "locos todos" por la opinión de sólo un hombre.

2) tienes mayor credibilidad -sobre la opinión de la mujer- en cualquier tópico.
3) Los hombres ocupan el 82% aprox. de los puestos directivos.
4) Cobran el 30% más aprox. por el mismo trabajo que hacemos las mujeres.
5) No tienen riesgo de salir a la calle y que te toquen, te violen o maten por ser hombre.
6) No te acosan en la calle -invariablemente- cada que sales.
7) Tienes libertad sexual, no eres juzgado de "puta" por tener sexo con quien desees.
8) No pondrán en duda tu éxito laboral pensando que fue por tu físico o por haber tenido sexo con alguien que "te ayudó".
9) El 87% aprox. de las labores de cuidado: de la casa, familia, personas de la tercera edad, hijxs es a cargo de la mujer.
10) No tienes la exigencia de la doble jornada: trabajar fuera de casa y dentro de casa, y ésta última sin remuneración.
11) Aún cuando los hombres son violentos o asesinos de mujeres son justificados por supuestas acciones de "descuido o provocación" por parte de la mujer.
12) No tienes la presión social, religiosa o moral de decidir abortar o de llevar a término un embarazo.
13) No juzgan tus estados de ánimo ni reacciones por "tus hormonas o el ciclo menstrual"
14) Tienes derecho de enojarte, expresar tu enojo y ser firme al expresarte, nosotras somos catalogadas de "histéricas o agresivas".
15) Si no reconoces la paternidad de unx hijx, el rechazo social y la burla recae sobre la madre soltera no sobre el padre abandónico.
16) El cuerpo del hombre no es usado para comercializar, para atraer, no se cosifica, no se usa como objeto, mayormente en los medios masivos de comunicación.
17) El hombre adulto no es víctima principal de trata sexual.
18) Se sobrevaloran los esfuerzos que hacen en cuanto a lo doméstico, cuidados de lxs hijxs o personas de la familia de la tercera edad aunque sea menor el tiempo y dedicación que lo que las mujeres brindan.
19) Puedes tomar iniciativa sexual o social con fines de relación sin que seas juzgado de " fácil o de moral flexible"
20) La responsabilidad del uso de los métodos anticonceptivos recae en la mujer, si se embaraza fue por su "irresponsabilidad" no por la del hombre.
21) La promiscuidad, la afición por el porno y en consumo de la prostitución no los estigmatiza.
22) No hay paridad de género real en la política.
23) La penetración sexual es sinónimo de una relación sexual completa.
24) El mayor porcentaje de empleo formal es de hombres no de mujeres, 70% y 30% aprox.
25) No les exigen ser vírgenes.
26)Son los primeros en ser considerados para ascensos laborales por su asociación de hombre y de liderazgo, objetividad e inteligencia.
27) El lenguaje -en su mayoría- es masculino.
28) Lo masculino está asociado al poder, a lo superior, a la fuerza, a la inteligencia, a la objetividad, a la astucia...
29) La crianza en la infancia está enfocada a que sean libres, fuertes, decididos, valientes, líderes...
30) El hombre que envejece no es menospreciado, la mujer sí.
31) La exigencia a cumplir cánones de belleza es para las mujeres, mayormente. No tienes que aumentar tu altura, disminuir tu talla, depilarte, disimular arrugas, maquillarte para no ser juzgado de "desarreglado".
32) Nadie dudará de tu capacidad para realizar trabajos de esfuerzo o físicos, en contraposición de una mujer aunque lleve haciéndolas toda su vida.
33) La historia, las leyes y lo religioso ha sido escrito por hombres en su mayoría, favoreciéndolos.
34) El espacio privado y público es dominado por hombres.
35) No te cuestionan cuándo te casarás o tendrás hijos porque se te está pasando el tiempo.
36) Nadie los mata por ser hombres o por tener pene.
37) No tienes la exigencia de ser " dulce, amable, suave y maternal ".
38) Nunca serás tratado paternalmente y con conmiseración.
39) No se te valorará por tu físico únicamente.
40) Si un hombre valora tu trabajo no pensarán que sólo es para tener sexo contigo.
41) No minimizarán tus opiniones, posturas o ideas usando apelativos como: hija, " mija", chiquilla, cariño, amor, mujercita, señorita, dama, señora, señorita, nena, bebé, cielo, pequeña, linda...
42) No pensarán nunca que necesitas que un hombre te respalde, te avale, te salve, te cuide...
43) No te preguntarán en una entrevista de trabajo ¿y quién cuidará a tus hijxs? ¿Piensas tener hijxs próximamente? ¿Qué tiempo le dedicas a tu maternidad? ¿Que harías si estás en una reunión importante y te llaman de que tienes que ir por tu hijx antes de lo planeado?
44) Me tengo que esforzar más que tú para obtener menos de lo que tú obtienes.
45) No serás juzgado de vestir "provocativamente".
46) No tienes todas las esferas de la vida fomentándote los fenómenos: " techo de cristal", ni el de "suelo pegagoso". Te refuerzan la idea de que eres bueno para las ciencias, los números, los deportes, el trabajo, el éxito; y a las mujeres no.
47) Tienes a la sociedad en general y al sistema, fomentando y defendiendo tus privilegios. Por ejemplo, #notallmen :/
48) Nadie te juzgará porque te guste la fiesta, el alcohol o el sexo.
49) No juzgará tu deseo y esfuerzo por sobresalir en el área laboral o académica por "descuidar" a tus hijxs o tu casa.
50) Se te considerará buen hombre si te cuestionas tus privilegios, y eso también resulta ser un privilegio porque si yo hablo de ello soy una feminazi loca, gorda, fea y bigotona, y tú eres un aliado feminista.

Y sí, sí entramos gratis a los bares, y eso también es para privilegio masculino, somos consideradas la carnada para que tú consumas. :/

Ah! Bueno, es cierto que no pueden llorar :( Pero la verdad, para no poder llorar, lloran mucho, machos! #lágrimasdemacho

Así las cosas.  " 

martes, 9 de mayo de 2017

Madre solo hay una

Quien me sigue sabe que no estoy muy de acuerdo en la celebración de fechas comerciales como el Día de San Valentín o Navidad; en muchos casos coincidimos con esa forma de pensar, son fechas que presionan para gastar dinero (aunque no se tenga), para ir a restaurantes, dar regalos y para apegarse a ciertos comportamientos establecidos que nada tienen que ver con la vida diaria ni con el peso real de nuestras relaciones afectivas. Pero en el Día de la Madre, las opiniones se dividen, ya que la figura materna es considerada como algo sagrado por los mexicanos (y en otras culturas por supuesto), generalmente el 10 de Mayo se reviste de un sentimentalismo exacerbado, se remueven muchas emociones, afloran el sentimiento de culpa y los discursos en cuanto al sacrificio de parte de las madres... nos volcamos en atenciones y regalos para ellas como agradecimiento por todo lo que han hecho por nosotros (incluido darnos la vida)… vamos a visitarla porque seguramente habrá preparado algo delicioso de comer para nosotros durante horas y aunque quede una pila de trastes sucios y la casa tirada… lo importante es que estuvimos con ella ¿no?.



La Procuraduría Federal del Consumidor asegura que es uno de los días en que los mexicanos gastamos más —equivalente a Navidad o Año Nuevo— y aunque la mayoría de las mamás esperan recibir objetos personales como regalo y reconocimiento —ropa, zapatos, perfumes, accesorios— o incluso dinero en efectivo, no faltan los ingenuos que se dejaron llevar por las “ofertas especiales” en electrodomésticos y artículos de limpieza que facilitarán las tareas obligadas de su madre adorada. 

El día 11 volvemos a la rutina de siempre… y las mamás también: cocinar (desayuno, comida, cena y almuerzos), limpiar, tender camas, barrer, trapear, lavar trastes, llevar y traer a los hijos a la escuela, a clases por las tardes y a las casas de sus amigas y amigos, bañarlos, recoger juguetes, recoger ropa, aspirar, hacer tareas, estudiar para exámenes, cuidar a los hijos en lo que el padre está en la oficina o sale con sus amigos o a reuniones de trabajo,  ir al supermercado, mantener la casa ordenada, recibir visitas, ir a la tintorería, a juntas escolares, comprar ropa, lavarla y plancharla, cuidar mascotas, reparar cosas que se han descompuesto en casa, cuidar enfermos y ancianos, ser guía para los hijos, escucharles, contenerles, sacar la basura, cuidar plantas, ir al banco... y cumplir con todas esas exigencias superficiales como verse bella, peinada, delgada y sonriente, a pesar del cansancio y del agotamiento permanentes.



Es una lista larga ¿verdad?, sobre todo para una sola persona… aprovechando esto, me gustaría hacer una reflexión sobre el valor real del trabajo que realizan la mayoría de las madres (si, TRABAJO, aunque muchos digan que las madres “no trabajan”, que  “solo se dedican al hogar” o que “el trabajo de casa no es un trabajo de verdad”). Te pregunto: 
¿Cuánto tendrías que pagar si contrataras a alguien (o a varias personas) para realizar estas tareas? ¿Qué valor tienen para ti todas estas actividades? ¿Tu aceptarías trabajar para alguien más haciendo todo eso sin recibir sueldo, prestaciones, aguinaldo ni vacaciones? ¿Crees que alguien aceptaría hacer estos trabajos para ti (incluidos fines de semana, noches y madrugadas) sin que le pagaras?

Vamos a hacer un cálculo de lo que tendrías que pagar si contrataras estos servicios:



Efectivamente, es lo que estás pensando. Esa cantidad de dinero es lo que debería ganar una madre de familia con dos hijos por más de 300 hrs. de trabajo al mes (más de 3,600hrs. al año). ¿Sabes de alguna madre que reciba una cantidad parecida por sus horas de trabajo y disponibilidad 24/7? 

Yo no… y me parece injusto, sobre todo porque no se considera como una aportación monetaria al hogar (además del sueldo con el que muchas mujeres contribuyen para beneficio de su familia al tener un trabajo simultáneo fuera de casa), se asume que es su obligación hacer esto y más “por amor”… me parece aún más injusto porque, en el caso de divorcios conflictivos, la ex pareja se niega a dar una indemnización o manutención para la madre aunque sea ella quien se encargó durante años de estas tareas sin cobrar y lo seguirá haciendo por su cuenta al separarse (una vez más, se asume que tiene que hacerlo gratis)… Un padre llamado Steve ya había hecho un cálculo parecido hace tiempo para reconocer en su esposa, Gloria … muchísima gente y medios digitales e impresos compartieron su blog (We are Glory), solo para decir que las madres son increíbles, pero no para hacer algo al respecto.



Justo ahora que se celebra el Día de las Madres, me parece un momento extraordinario para reflexionar… y es que rara vez se relaciona el día con la persona que es madre, con sus sueños personales, con sus metas individuales, sus gustos, sus miedos y lo que a ella le apasiona… más bien los mensajes, anuncios, canciones y eventos, se enfocan a la imagen de sufrimiento y abnegación (aplaudiéndolos para que nunca se acaben) de esos seres desinteresados, sacrificados y sumisos que son las madres, basta ver que, como mencioné anteriormente, las ofertas en las tiendas por esta celebración son de detergentes, jabones, jarciería, utensilios de cocina y electrodomésticos: ¡¡Hay que festejar a mamá con una nueva licuadora (para que nos siga cocinando a todos)!!.... ¿en serio?



Yo digo, ¿De qué vale enaltecer a las madres (a la tuya, a la de tus hijos, a las que te rodean) por un día, si el resto del año se abusa de su tiempo y trabajo? ¿De qué sirve un ramo de rosas o una lavadora de ropa nueva una vez al año, si cada día ignoramos lo que pide, la tiramos a loca, la hacemos repelar y no tomamos en cuenta sus necesidades personales (como descanso, resolver sus emociones, anhelos intelectuales, necesidad de contención y confianza)? 
¿De qué sirve conocer el costo monetario y las horas de trabajo mensuales de una madre promedio si se sigue ninguneando el trabajo del hogar y el cuidado de los hijos como “una tarea de mujeres” y seguimos justificándonos para no considerarlo un trabajo, como el trabajo de cualquier otra persona –empleado o emprendedor- que merece recibir un salario y/o utilidades? 
¿De qué sirve felicitar a las madres en Facebook si el resto del año las criticamos sobre su desempeño como madres y por la manera en que están educando “mal” a sus hijos o señalamos cada vez que falla como mamá y ama de casa?… y no hablo solo de la propia madre, sino también de otras madres, como la madre de tus hijos... es evidente que hay una diferencia de trato…



La maternidad es un trabajo sorprendente y apasionante, los hijos tienen un lugar muy particular en la vida de las madres, es cierto que hay muchas satisfacciones y nunca nada va a parecerse a lo que se siente por las hijas y los hijos, pero es tiempo de empezar a darle su justo lugar, apreciarla y reconocerla en todas las áreas de la vida, no solo en la sentimental. Es momento de empezar a ver a las madres como seres humanos que sienten, que necesitan, que aportan, que tienen límites, que tienen cuentas por pagar, que se cansan y a quienes urge ocupar un lugar productivo reconocido en la sociedad.


“El 10 de mayo todos celebran a su madre, aunque a muy pocos se les note”



Un estudio de UNICEF concluye que el 77% de las amas de casa no cree ser merecedora de un sueldo (ni si quiera se toma en serio esta posibilidad), se asume que el dinero que el esposo trae a casa es un favor, una dádiva, se considera que el techo y la comida son "pagos" más que suficientes y se genera un sentimiento de deuda y gratitud mal entendida- De vez en cuando, "sobra" algo de dinero para ella, ya que normalmente el sueldo del padre se destina a cubrir las necesidades básicas de la familia completa. Un 86% de las amas de casa asegura que cuidar de los suyos es parte de su responsabilidad y misión en la vida… ¿A cambio de qué? A cambio de cariño, de sentir satisfacción al darlo todo o como compensación por el dinero que ingresan los maridos cada mes.

Por si fuera poco, las amas de casa no reciben una pensión por jubilación a partir de su trabajo como madres (sólo tienen derecho a ella quienes han cotizado durante determinado tiempo en el Instituto Mexicano del Seguro Social), sufren discriminación fiscal por no contar con un ingreso propio y esto evita que la familia se vea beneficiada por deducciones fiscales.

Es 2017 y madres, padres, familias, empresas y gobierno debemos empezar a plantearnos posibilidades para una vida digna, justa y equitativa para todas las mujeres que son madres y trabajan en el hogar.

¿Qué tal empezar a asumir que la madre aporta muchos beneficios económicos a la familia y no solo recibe como un favor comida, techo y sustento?
¿Qué tal reajustar los gastos familiares para que la madre tenga dinero para gastar en lo que ELLA quiera (no en cosas para la familia)?
¿Qué tal escuchar sus necesidades y atenderlas? ¿Qué tal cuidar más de ella en el día a día (cuando necesita descanso, cuando se enferma, cuando requiere apoyo emocional y contención...)?
¿Qué tal hablar, proponer y exigir el reconocimiento legal de su trabajo y esfuerzo?
¿Qué tal que cada miembro de la familia se haga responsable de sus cosas y deje de enjaretárselas a su mamá sin preguntar si puede o quiere?
¿Qué tal cubrirla en su trabajo diario para que ella pueda realizar actividades personales cuando lo requiera o lo desee?
¿Qué tal dejar de asumir que la mamá hará, sacrificará y aguantará todo "por amor" y dejar de creer que mamá hace lo que hace sin pedir nada a cambio (abre los ojos, ¡también es persona!)?

Posibilidades hay muchas....

Si este artículo o las propuestas te molestan y te parecen una locura, tal vez es momento de que empieces a pensar sobre lo que te da miedo, sobre la incomodidad que te genera dejar de recibir servicios y atenciones gratis, sobre lo ilógico que te suena empezar a hacerte responsable y corresponder, sobre como te duele el codo con quien dices amar y respetar y no con otras cosas... ¡y resolverlo!



Un poco de historia del Día de las Madres en México:

El 13 de abril de 1922 —durante el gobierno de Álvaro Obregón—, en el diario Excélsior se publicó una nota en la que se invitaba a los lectores a difundir y celebrar, por primera vez, el Día de la Madre en México el 10 de mayo.

Durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, se promovió el festejo como una “celebración patriótica”, para fomentar la idea de que la familia es la base del Estado y para reducir —en vano— la influencia que la Iglesia ejercía sobre la población y en especial sobre las mujeres. La celebración se empezó entonces a animar desde las escuelas por medio de festivales infantiles en honor de las madres.
Para 1942 la fecha ya era tan popular que la celebración duró toda una semana. Un dato curioso de ese año es que el Monte de Piedad ofreció a todas las madres que podían reclamar, sin costo, sus máquinas de coser empeñadas.
Aunque el Día de las Madres no es una celebración oficial reconocida por el Estado, la mayoría de la gente se toma por lo menos medio día de trabajo para festejarlo.

Ser madre en México:

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) registró que entre los años 1969 y 2009, el promedio de hijos que tenían las mexicanas se redujo de 7 a 2.4 hijos debido a la política poblacional que comenzó en la segunda mitad de la década de los años 70 (“La familia pequeña vive mejor”), a los cambios socioeconómicos que aumentaron la escolaridad en la población, pero sobre todo, a que las mujeres tuvieron una mayor participación económica, social y política. 



¿Cuántas madres hay en México?

El censo poblacional de 2010, indica que en México residen 40.8 millones mujeres mayores de 15 años, de las cuales 71.6% han tenido al menos un hijo. Es decir: siete de cada diez.

Entre 1976 y 2009, el porcentaje de mujeres en edad fértil que emplearon métodos anticonceptivos pasó de 30.2 a 75.2%. El 13.6% de los nacimientos registrados en México durante 2009 fueron de adolescentes o mujeres jóvenes cuyas edades oscilaban entre los 15 y los 19 años de edad.

La imagen de la madre que se queda en su casa para criar a los hijos, quedó relegada a la publicidad conservadora —y alejada de la realidad—, pues de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), en el segundo trimestre de 2012, la tasa de participación económica de las mujeres —mayores de 15 años con al menos un hijo— es de 44.1%, de las cuales, 97.9% combina sus actividades laborales con los quehaceres domésticos.

Según su situación conyugal, la tasa de participación económica más alta se da entre las madres solteras (71.8%), divorciadas (71.7%) y separadas (68.3%), es decir, casi siete de cada diez trabajan o buscan cómo sustentar su hogar.

Estas cifras revelan que 96.3% de las mujeres con hijos participan en la producción de bienes y servicios. El 35% de la población femenina con hijos trabaja en el sector informal, 33.5% en empresas y 17.4% en instituciones —por lo regular, de gobierno—. Por ocupación: 27.8% son comerciantes y 24.6% trabajan en servicios personales.

Por otra parte, 44.6% de las mujeres con hijos que buscan empleo renunciaron a su trabajo anterior, 36.9% lo perdió, 7.7% cerró un negocio y sólo 7% no cuenta con experiencia laboral. (Fuente: Carlos Bautista Rojas, Mayo 10, 2013 – Forbes México https://www.forbes.com.mx/ser-madre-en-mexico-segun-las-estadisticas/)




jueves, 20 de abril de 2017

Cosas que NADIE te dice antes de casarte o vivir en pareja

Es muy bonito como todo mundo cree que la mayor meta en la vida es casarse o vivir en pareja, se presiona a los jóvenes y solteros para que consigan pareja a como de lugar, a que se casen, a que formalicen sus relaciones, pero pocas son las personas que hablan honestamente sobre lo que esto implica. Pareciera que estar casado o vivir con alguien es fácil, que siempre será agradable y que resolverá todos nuestros problemas, pero no es así. Hablemos de esas cosas que nadie dice sobre casarse o vivir en pareja:

1.       La vida en pareja requiere dos personas dispuestas a aprender sobre si mismos, sobre la otra persona, sobre la vida y las relaciones humanas, que no den nada por sentado y que además estén dispuestos a aprender juntos y a ver con claridad las posibilidades que (siempre) hay para ambos y para la relación.

2.       Prometer un día amarse y estar juntos hasta que la muerte los separe no es garantía. Acepta que el amor NO es para siempre: si no se cuida, se acaba. El amor y la experiencia de la vida en pareja, requieren trabajo diario, gestos diarios de amabilidad, cuidar del otro y de la relación, escuchar, comunicar, negociar, respetar y otras acciones que sin ser precisamente fáciles, hacen que realmente se pueda cumplir esa promesa y no se quede solo en palabras. ¡Ah! Y eso es responsabilidad de DOS, no solo de una de las partes.



3.       Considera que a pesar de que lo hayas escuchado mil veces, el amor NO lo puede todo. Por sí solo, el amor NO es suficiente… se requieren intención, disposición y acciones específicas para tener una buena relación.

4.       El matrimonio y la vida en pareja no son siempre divertidos ni fáciles. Enfocar tu atención en las cosas que si lo son, en los detalles, en sus fortalezas y en los motivos que ambos tuvieron para decidir estar juntos, hará que no pierdas el piso y empieces a creer que tu relación no sirve, que tu pareja es horrible o que el amor se acabó. Si te descubres pensando en eso, acércate a tu pareja, explícale como te sientes y pidan ayuda a un especialista para rescatar la relación o para cerrarla de manera armoniosa si fuera el caso.

5.       Por supuesto que la atracción y el deseo son fundamentales para vivir en pareja, pero no lo son todo… si los lazos afectivos no son profundos, dejan de cultivarse a DIARIO y la relación se basa en cosas superficiales, es probable que muy pronto la relación termine. La vida erótica es parte de la base de un buen matrimonio o vida en pareja, pero tiene sus altas y sus bajas y si el resto de los cimientos no son firmes ¿cómo enfrentarán las etapas de sequía sexual?

6.       En la vida en pareja hay muchos momentos frustrantes y desesperantes y déjame decirte que el amor por sí solo, no es suficiente para superarlos. Se requieren acciones específicas constantes que permitan ir solucionando cada situación (aunque a veces resulte incómodo), hablar, llegar a acuerdos, respetarlos y dejar de creer que los problemas se solucionan solos al paso del tiempo.



7.       En esos momentos de dolor, desesperación, enojo y frustración necesitarás tomar un respiro antes de decir algo o tomar una decisión. Insultar, herir, ofender o usar información privada y confidencial en contra de tu pareja causa más daño a la relación y a tu pareja que lo que sea que haya motivado la pelea. El control de tus reacciones depende solo de ti y aunque  quisieras hacer daño si te has sentido lastimado(a) por tu pareja, vas a tener que ser fuerte, ordenarte y reflexionar antes de herir de manera intencional para satisfacer tu deseo de venganza.

8.       Compararse con otras parejas (famosas o de amigos) nunca es buena idea… si hay algo que admiras o te gustaría tener que has visto en otras relaciones, habla con tu pareja, evalúen si va con ustedes, los costos a pagar, si es realista, trabajen juntos  para conseguirlo y mantenerlo en su propia relación.

9.       Vivir juntos es más que tener una casa, muebles, hijos, un grupo de amigos o un acta de matrimonio firmada… ¿te has puesto a pensar cómo será hacerte viejo con tu pareja? ¿Qué pasará si enfermas o si él/ella enferma? ¿Qué puedes esperar del otro (de manera realista) si sucede una tragedia, un fallecimiento o entran en bancarrota?

10.   Algunas veces serás tú el fuerte en la relación y otras lo será tu pareja. Es imposible tener siempre la energía al 100 y esperar perfección 24/7… La vida juntos no es una competencia para demostrar quién puede más, quien es el bueno y quien el malo, quien tiene la razón ni quien es más poderoso, ambos tienen que alternar el liderazgo en la relación y aceptar que pueden tomar decisiones y ceder (o tomarse un descanso) por igual.



11.   A veces el matrimonio requiere renunciar o perder para hacer cosas por la pareja que no haríamos por nadie más, cosas que en ese momento el otro simplemente no puede hacer y nos necesita para conseguirlo. A veces también requiere confiar en el otro y ponernos en sus manos cuando sentimos que no podemos más.

12.   Si tu pareja se ha alejado y la comunicación se ha deteriorado, necesitas encargarte de que tu pareja sepa que en cuanto esté listo(a) puede volver a hablar contigo, que cuenta contigo y que no vas a abandonarle ni abandonarás la relación. No tires la toalla en estas situaciones, seguramente te sentirás solo(a) y que todo está perdido (si, esos momentos se dan más de una vez para ambos lados en las relaciones)… todos necesitamos de vez en cuando espacio y soledad, pero eso no quiere decir que los afectos se hayan terminado o que las necesidades del otro tengan que ignorarse… así que dale a la situación su dimensión real, no asumas que todo está terminado y toma acciones que te permitan cambiar lo que está pasando.

13.   Evita el drama. SIEMPRE, evita el drama. Es momento de asumir que la manera en que vimos que funcionaban las parejas en las películas NO es realista. Ni existe el príncipe encantador / sensible en todo momento / rico / fuerte, joven y guapo / responsable … ni existe la princesa siempre bella / invencible / maternal / tierna, dulce, solidaria / exitosa ... La vida real es muy diferente a como nos contaron que sería el “vivieron juntos por siempre”.  La mayoría de las discusiones de pareja son por esas expectativas, por exigencias inhumanas, por cosas que imaginamos o cosas que exageramos y desgraciadamente vamos tomando decisiones de acuerdo a esos cuentos que nos hemos contado. Apégate a lo que ha sucedido, observa y escucha con atención quien es tu pareja (no le cargues exigencias que la mayoría de las veces tienen poco que ver con el amor real), explica claramente la manera en que te ha afectado y propón y pide una solución…. Deja de reclamar cada vez el pasado, deja de comparar a tu pareja con personajes de cuentos y fantasías, deja de asumir cosas que no han pasado (y probablemente nunca sucedan). Entrénate y acostúmbrate a hablar y a discutir de manera serena, objetiva y con la intención de solucionar.

14.   Todos vamos cambiando nuestra forma de pensar, de actuar y de ser con el paso del tiempo, con lo que experimentamos, con lo que aprendemos y descubrimos. Se respetuoso con ese proceso de crecimiento de tu pareja y de la relación (si, las relaciones también van evolucionando y al paso de los años se transforman). Es imposible (y no es deseable) que permanezcan igual que cuando decidieron ser pareja tiempo atrás.

15.   La intimidad sexual es lo que distingue su relación de cualquier otro tipo de relación o afecto (familiar, social, laboral, amistoso…), trabajen juntos para conocerse, complacerse, aprender, crecer juntos en el ámbito erótico… dediquen tiempo para jugar, seducirse y conquistarse diariamente… el deseo es cambiante y si dan por hecho que existirá siempre y con la misma intensidad, están destinando sus propias vidas eróticas a la frustración e insatisfacción.



16.   En las relaciones y matrimonios estables también hay infidelidad y deslealtad. Si, aún esas parejas ejemplares de años, es probable que hayan tenido que enfrentar (tal vez más de una vez) momentos difíciles en cuanto a la exclusividad sexual y afectiva. Lo ideal sería que ambas partes se apegaran a sus acuerdos de exclusividad, pero todos podemos cometer errores. ¿Te has puesto a pensar que pasaría si sucediera en tu relación? ¿Existe la honestidad suficiente para hablarlo? ¿Ambos estarían dispuestos a reconocer si han tenido una aventura o una relación paralela para cuidar la salud (y la vida) de su pareja usando algún método de barrera en lo que confirman que no viven con alguna infección de transmisión sexual? ¿Estarías dispuesto(a) a exigirle a tu pareja los cuidados necesarios para no infectarte ante una infidelidad sexual? ¿Qué sucedería si se habla de una relación de años y que no ha terminado? ¿Qué pasaría si hubieran hijos en la otra relación? ¿Qué manejo le darían al dolor que se genera?

17.   Necesitas romper las creencias de que los celos, la posesión, el control y la violencia son parte natural de las relaciones y que significan amor. Una cosa es lo que sientes y otra es lo que te viene bien. Aunque ames profundamente, es sano terminar una relación tóxica y violenta, sin pretextos, sin segundas oportunidades. Eso es amor por ti mismo,  es honrar y respetar tu propia felicidad. Así que aunque hayas decidido vivir en pareja, aunque hayas firmado un papel para unirte a otra persona, si tu dignidad, tu integridad, tu vida o la vida de alguien más está en peligro, siempre es posible terminar la relación y eso no tiene nada de malo. Nada te obliga a permanecer en una relación que te hace daño.


Las relaciones humanas tienen sus altibajos, a veces son complicadas y a veces fluyen de maravilla. Cada persona y cada relación es diferente, enfócate en aprender de tu relación actual y trabaja para que se convierta y se mantenga siendo algo divertido, disfrutable y satisfactorio para ambas partes.