martes, 25 de septiembre de 2012

15 Consejos para Meditar


La meditación es un poderoso ejercicio intelectual, espiritual y de recogimiento interior que implica la liberación de los pensamientos dispersos y un estado de atención concentrada sobre un objeto externo, pensamiento, la consciencia, o el propio estado de concentración. Es entrenarse para estar presentes en nuestra propia vida. 
La meditación tiene muchos beneficios para la salud: mejora el descanso, disminuye la ansiedad, el estrés, el dolor y aporta sentimientos de felicidad y plenitud y aunque existen muchas técnicas para meditar y alcanzar niveles altos de concentración y trabajo personal-espiritual, estoy convencida de que no todas las técnicas son para todos; la meditación es un ritual personal y único.



Me gustaría compartir contigo algunos tips que después de probar y adaptar,  en mi caso han funcionado, toma los que consideres que pueden contribuir para que tu meditación sea agradable, eficiente y satisfactoria:

1.       Medita como parte de tu rutina diaria:  recomiendo una meditación de 15 a 30 minutos por la mañana y otra de la misma duración por la noche todos los días. Elije horarios en los que tu carga de trabajo y actividades sea menor para que no sufras interrupciones.
La meditación diaria contribuirá a mantenerte centrad@, tranquil@ (pero con energía) durante el día y a tener un descanso reparador por las noches. Establecer horarios fijos incrementará tu nivel de concentración y disfrutarás de un estado de bienestar permanente, lo que se refleja rápidamente en tu armonía personal, en tus actividades y relaciones.

2.       Disciplina: Haz parte de tu rutina diaria la meditación y apégate a los horarios que hayas establecido, si no eres constante, cada vez se te hará más difícil encontrar espacios para reponer las meditaciones aplazadas. Procura no pasar más de 2 días sin meditar. La meditación es una práctica que evoluciona a largo plazo y requiere práctica y entrenamiento, así que se constante y no te des por vencid@.
Si notas que empieza a disminuir tu entusiasmo, busca nuevas opciones, meditaciones guiadas, música diferente, videos, libros e ideas que representen nuevas motivaciones para tus meditaciones diarias.

3.       Disposición: Algunas veces puede no ser fácil enfocar la mente en un punto específico, dejar de distraerse con el reloj, las ocupaciones diarias o con los problemas y preocupaciones; pero meditar es un proceso activo y necesitas estar completamente dispuest@ a conseguirlo.
Establece un objetivo para tus meditaciones (relajarte, sanar tu cuerpo, sanar tus relaciones, incrementar tu rendimiento, modificar alguna actitud, perdonar, agradecer, encontrar paz, etc.). Poco a poco irás descubriendo tu estilo personal de meditación y te será más fácil… ten paciencia, los beneficios son muchos.

4.       Ambiente: Es preferible (aunque no indispensable) que prepares un ambiente de relajación, tranquilo y silencioso para tu meditación. La finalidad es alcanzar estados de paz y relajación internos, por lo que un lugar ruidoso, alterado o violento podría distraer tu atención. Mi recomendación es tener  en casa, un lugar consagrado a la espiritualidad, donde puedas sentirte cómod@, tranquil@ y contenid@.

5.       Música: existe una gran variedad de música que contribuye a la relajación y al trabajo interno… hay opciones para todos los gustos. Si la música te desconcentra, prueba meditar en completo silencio.  Algunas recomendaciones de música para meditar y sanar:

Música Clásica (Mozart, Beethoven, Bach…)
Música para Reiki
Música para Feng Shui
Música Celta
Música para alinear Chakras
Snatam Kaur
Fernanda Delgado
Deva Premal
Paloma Devi
Mirabai Ceiba
Krishna Das
Guru Ganesha Band
Miten
Spa Tribe
Levantis
Enya
Wim Mertens
Millennia
Roger St. Denis
Kitaro
Tina Malia
Dr. Jeffrey Thompson

6.       Inciensos, Aromaterapia y Velas: Entre algunos de los recursos que tenemos para favorecer la meditación tenemos:

a. Incienso: con una notable habilidad para transformar cualquier atmósfera a un ambiente de espiritualidad, esta preparación de resinas aromáticas vegetales y aceites esenciales de origen animal o vegetal, desprende un humo fragante  al arder, con fines religiosos, terapéuticos o estéticos.


Significado de los Inciensos:

Incienso Natural: revitalizante, despeja la mente, clarifica, relajante ideal en la meditación y además es un gran estabilizador emocional.
Ámbar: revitalizante en lo anímico, anti-estrés, estabiliza en general.
Alcanfor: rompe hechizos de magia negra o roja, desarrollo psíquico, alivio.
Almendra: afrodisíaco, compasión, fertilidad, amor, objetos materiales, dinero, prosperidad.
Aloe Vera (Sábila): ganancia, renovación, dinero, fortaleza, salud, longevidad, tranquilidad.
Ámbar-Sándalo: responsabilidad, equilibrio mental.
Bálsamo: sensación, protección de brujería, asociación con gente buena.
Bosque: inspiración, contacto con otros planos, afrodisíaco, virilidad, fortaleza.
Café: para atraer el amor, el dinero, estimulante, la belleza, la tranquilidad.
Cannabis: protección, contacto con otros planos, clarividencia, atracción.
Canela: para atraer el dinero y el éxito.
Cedro: para la limpieza y la purificación. Ayuda a la valentía.
Citronella: aleja a los mosquitos, tranquilidad doméstica, buena suerte, armonía.
Champa: meditación, purifica, paz, armonía.
Cereza: abudancia en todos los aspectos.
Coco: protección, purificación.
Chandan: consolida las relaciones comerciales y atrae suerte.
Chocolate: afrodisíaco y estimulante.
Copal: meditación, protección y desarrollo de habilidades psíquicas.
Copal-Mirra: guía espiritual, realización interior.
Durazno: clarividencia, contacto con otros planos, fidelidad, desarrollo.
Eucaliptus: relajante, refrescante, clarifica y optimiza.
Fen Shui:
Tierra: estabilidad y balance,
Madera: abre oportunidades,
Fuego: actividad y energía,
Metal: tomar decisiones correctas,
Agua: clarifica.
Fiza: afrodisíaco, sensualidad, atracción, fidelidad.
Flor de Loto: aleja influencias negativas y nos da un momento romántico de gran belleza.
Flores Preciosas: compasión, consagración, elevación, amor.
Frank Incense: atrae el dinero, ayuda a la meditación y al despojo.
Fresa: belleza, fertilidad, ganancias, amor.
Flor de Naranjo: atrae espiritualidad, rompe energías negativas del lugar.
Gardenia: para aliviar el dolor de un amor (o desamor).
Geranio: confianza, amor, consagración, valor, protección, sensualidad.
Gulab: amor, relaciones íntimas, deseo, sueños.
Hena: iluminación, consagración, sueños, buena suerte, felicidad, amor, éxito.
Jazmín Egipcio: afrodisíaco, atrae fuerza mística, sueños, amor.
Jazmín: afrodisíaco, iluminación, fertilidad, sueños, felicidad, amor. Objetos materiales, meditación, prosperidad.
Khus: salud, longevidad, pureza, fuerza en el alma.
Kiwi: para hacer buenos negocios y operaciones mercantiles.
Lavanda: revitalizante, refrescante, ayuda al despeje psíquico y a la sensación de paz.
Limón: limpieza y protección de la casa y del trabajo.
Lili: relajante y anti-estrés. Se conecta con los ángeles.
Lemongrass: belleza,fortaleza, equilibrio espiritual.
Limón Hierba: sensualidad, afrodisíaco, fidelidad.
Madre Selva: determinación, adivinación, fidelidad, buena suerte, honestidad, paz, desarrollo, fortaleza.
Magnolia: salud psíquica, actividad mental, desarrollo espiritual, paz, amor.
Maitri: compasión, consagración, exorcismo, magia, protección.
Mandarina: ganancia, buena suerte, guardar secretos, dinero, prosperidad, protección y riqueza.
Mirra: protección, espiritualidad.
Manzana: buena fortuna en todos los aspectos.
Manzana-Canela: consagración, éxito, riqueza y felicidad.
Manzanilla: belleza, determinación, sueños, gallardía, armonía, objetos materiales, meditación, dinero.
Margaritas: salud, belleza, juventud, amor.
Melón: te aleja de los vicios, previene la mala fortuna.
Miel: juego, buena suerte, ley, amor, dinero, prosperidad.
Meditación: transición, energías positivas, tranquilidad mental.
Moldavite: sueños, premonición, descanso.
Mogra: protege el ambiente de vibraciones negativas, atrae tranquilidad.
Musgo Blanco: prosperidad, pasión, sensualidad, ritual de amor, hogar.
Musgo: se utiliza para rituales de agua y para hacer llover.
Musgo Africano: armoniza ambiente de trabajo, arrasa brujería.
Nag Champa: para la protección, la curación, la purificación, para conservar la juventud.
Naranaja: belleza, iluminación, fertilidad, felicidad, buena suerte, prosperidad, resultados rápidos.
Nuez Moscada: estimulante, atrae el amor, sensualidad, paz, armonía, espiritualidad.
Opio: modestia, paz mental, protección psíquica, adivinación, clarividencia, armonía, memoria.
Patchuli: meditación, estabilizador, sensualidad, dinero.
Pino: refrescante, revitalizante, despeja la psiquis.
Rosas: atrae el amor, sirve para aprender a amarse a uno mismo y para atraer la amistad.
Rosas-Miel: fuerza en el amor, enamoramiento, inspiración, romanticismo.
Rosas y Musgo: amor, rituales de enamoramiento, afrodisíaco, belleza, magia.
Romero: paz, tranquilidad, felicidad, honestidad.
Ruda: compasión, consagración, buena suerte, atrae el buen karma, longevidad, protección.
Sai Baba: fortaleza espiritual, viajes, protección en los negocios.
Sai Flora: clarividencia, consagración, buena suerte, armonía, inspiración, conocimiento, prosperidad, protección.
Sai Krupa: clarividencia, consagración, buena suerte, armonía, conocimiento.
Salvia: protección, salud, consagración, objetos materiales, abundancia.
Sándalo-Canela: buenos negocios, realización de metas.
Sándalo: clarividencia, consagración, contacto con otros planos, meditación, desarrollo psíquico, crecimiento espiritual, éxito.
Sándalo-Rosas: relaciones estables, armoniza cualquier espacio.
Tabaco: poderoso protector, propicia el éxito, buena suerte, tranquilidad y riqueza.
Vainilla: estimula el romance, atrae buenas noticias, revive las esperanzas.
Violetas: suaviza, relaja, unifica y estabiliza anímicamente.
Ylang Ylang: belleza, juventud, amor, sueños, buenos deseos.

b. Aromaterapia: terapia antiquísima que combina el uso de aceites esenciales con el fin de promover el bienestar del cuerpo, la mente y las emociones restituyendo el equilibrio y la armonía interior del individuo.



Los aceites esenciales y los chakras:
Ambar rojo: 1º Chakra - Raíz
Amizcle (musk): 2º Chakra – Sexual
Jazmín – 3º Chakra – Plexo Solar
 Rosa: 4º Chakra – Corazón
Ambar Cachemir: 5º Chakra – Garganta
Sándalo: 6º Chakra – Tercer Ojo
Loto: 7º Chakra – Coronilla

Otras aplicaciones de los Aceites Esenciales:

Conexión con la Tierra:
Atlas de madera de cedro, incienso, gálbano, mirra, pachulí, sándalo, Nardo, vetiver, cedro de Virginia

Limpieza y Purificación:
Cedro del Atlas, Ciprés, Common / Dalmation Sage, hisopo, la baya de enebro, limón, menta limón, mirra, menta verde, madera de cedro de Virginia

Gratitud:
Bergamota, pomelo, jazmín, limón, lima, neroli, naranja, ylang ylang

Iluminación:
Ciprés, incienso, Helichrysum, sándalo Romero, Nardo

Para hacer frente a dolor:
Incienso, Helichrysum, neroli, rosa, sándalo

Espiritualidad:
Laurel Bay, Cassia, canela, clavo, agujas de abeto, jengibre, lavanda, mirto, pino silvestre, abeto

c. Velas: Rezar a la luz del fuego es una práctica sumamente antigua. El fuego,  es uno de los elementos más poderosos y en la meditación representa una herramienta de gran poder. Se emplea para visualizaciones y para calmar; la llama representa el ser interior.  El color de una vela representa un importante papel para alcanzar el resultado deseado, al igual que su olor. Encender una vela con olor a jazmines o rosas facilita la meditación. 



He aquí alguna información adicional sobre las velas:

Azul claro: Habilidad psíquica y compasión.
Azul: Serenidad, paz interior, incrementar la intuición, sanación, tranquilidad y perdón.
Azul marino: Armonía, comprensión y verdad.
Azul plata: Sabiduría profunda, intuición.
Verde mar: Sanación y protección emocional, y acción tranquilizante.
Verde claro: Nuevos comienzos, parecer y sentirse más joven.
Verde: Sanación, dinero, prosperidad, suerte, fertilidad y abundancia.
Turquesa: Conocimiento, meditación y creatividad.
Amarillo: Clarividencia, aprendizaje, mente, comunicación, felicidad, suerte e inteligencia.
Rojo: Amor, pasión, energía, entusiasmo y valor.
Rosa: Autoestima y reforzamiento de la amistad.
Naranja: Fortaleza, autoridad, atracción, alegría, éxito y pensamientos positivos.
Melocotón: Fortaleza y alegría suaves.
Rosado: Amor emocional, amistades, bondad y generosidad, ternura, armonía y afecto.
Morado: Confianza, éxito, progreso profesional, espiritualidad, sabiduría y conciencia psíquica.
Lavanda: Intuición, dignidad y espiritualidad.
Marrón: Fortaleza, estabilidad y adquisición de tierras.
Negro: Transformación, magia, sabiduría subconsciente, absorción y destrucción de la energía negativa y cambio.
Blanco: Protección, paz, pureza, verdad, armonía y logro espiritual (el blanco siempre se ha relacionado con un nivel superior de pureza. Así pues, para alcanzar nuestro más alto nivel de energías vibratorias, deseos y logro espiritual, es muy recomendable meditar con una vela blanca).

Nota: En las meditaciones y las oraciones con velas, tradicionalmente las velas nunca se soplan, sino que se apagan entre el pulgar y el índice o con un apagavelas.

ADVERTENCIA: Mantén la vela encendida fuera del alcance de los niños y lejos de objetos inflamables, y asegúrate de que queda completamente apagada cuando termines la meditación.

7.       Respiración: respirar profundamente baja la actividad cerebral, baja el ritmo cardiaco, concentra nuestra energía, relaja los músculos y permite que la mente se enfoque. 
        Algunos videos de Técnicas de Respiración:




8.       Postura: Para meditar, puedes hacerlo sentad@ en el suelo con la espalda derecha y con las piernas cruzadas (es el contacto con la Madre Tierra), sentad@ en una silla con las palmas de las manos sobre las rodillas, acostad@ (SIN dormirte. Es importante que no te duermas durante la meditación, recuerda que es un trabajo de mucha concentración, pero consciente), con los ojos abiertos fijando tu atención  en algún punto específico, con los ojos cerrados, etc… Prueba las diferentes opciones para ver cuál es la que te acomoda mejor.  La meditación es para disfrutarse, no para sufrir.





El Mudra es la posición de los dedos cuya finalidad es abrir o cerrar determinados circuitos de energía. Sirve para armonizar y entrar a un nivel más profundo de relajación, meditación o trabajo.


9.       Evoca: Una vez que te sientas relajado puedes evocar mentalmente algún mantra o palabra sagrada (existen varios mantras en sánscrito pero también puedes crear tus propios mantras como “Yo soy luz”, “Vivo en armonía”, “Consigo todo lo que me propongo”). Sincroniza tus repeticiones con tu respiración, pronuncia mentalmente tu mantra al inhalar. Si llegas a distraerte, no te preocupes, haz a un lado las distracciones y regresa a tu mantra original. Algunos mantras:

Ad Guray Nameh, Jugad Guray Nameh Sat Guray Nameh, Siri Guru Devay Nameh (protección y guía para encontrar lo que necesitamos)
Adi Shakti, Adi Shakti, Adi Shakti, Namo Namo; Sarab Shakti, Sarab Shakti, Sarab Shakti, Namo Namo Prithum Bhagawati, Pritum Bhagawati, Pritum Bhagawati Namo Namo; Kundalini, Mata Shakti, Mata Shakti Namo, Namo (sintonía con la Madre divina, con la energía protectiva y generativa, elimina miedos y satisface deseos)
Almanah Mare Albeha Arehail (protección)
Gate Gate Paragate Parasangate Bodhi Svahatatyata Om Muni Muni Maha Muni Shakyamuniye Svaharam Yam Kam (equilibrio energético del ambiente)
Om Bema Tare Sendara Hri Sarva Loka Washum Kuru Ho (evolución)
Om Chandraya Namah (tranquilidad, claridad y raciocinio)
Om Hrim Gauryai Namah (desarrollo en todas las áreas)
Om Kali Ah Hum (saludo a la divinidad)
Om Klim Krishnaya Namah (paz, coraje y poder)
Om Mane Padme Hum Hriom Babagi Ah Hum (iluminación, sabiduría, amor y desapego)
Om Mani Padme Hum (armonía e iluminación)
Om Namah Shivaya (transformación: Karma y autolimitaciones)
Om Narayanaya Vidmahe Vasudevaya Dhi Mahi Tanno vishnu Prachodaya (fuerza, crecimiento, bienestar espiritual, físico, mental y emocional)
Om Sanat Kumara Ah Hum (fuerza y coraje)
Om Sri Ganeshaya Namah (protección, prosperidad, desobstrucción)
Om Sri Govindaya Namah (felicidad y riqueza)
Om Hrim Brahmaya Namah (elevar el estado de ánimo, felicidad)
Om Sri Kalikaya Namah (transformación: Karma y limitaciones)
Om Sri Mahalakshmyai Namah (prosperidad)
Om Tare Tutare Ture Dzambeh Moheh Dana Meti Shri Soha (prosperidad)
Om Tare Tutare Ture Soha (armonía, paz, amor, prosperidad, cura, protección)
Om  Vajrasattva Hum (purificar y vaciar la mente)
Om Yamantaka Hum Phat (elimina los patrones mentales negativos)
Ong So Hung (vigor y apertura del corazón, elimina bloqueos)

10.   Se flexible: Aunque hay técnicas muy específicas y estrictas, considero que la meditación es personal y de alguna manera no hay reglas. Aprende sobre diferentes propuestas, corrientes, recomendaciones y aplícalas. Si sientes que no te acomoda ninguna, ve haciendo modificaciones en el motivo de tu concentración, de posición, la música, los aromas, la iluminación y el ambiente en general para probar nuevas experiencias y así encontrar la manera en que logres una mayor relajación y concentración. ¡Escucha a tu voz interior!.

11.   No te estreses: No te preocupes por si estás haciendo algo mal, por si te saltaste un paso, si te olvidó algo; no tengas prisa. Se paciente contigo mism@, relájate, disfruta, pon tu mente en blanco, déjate llevar, “desconéctate” de la velocidad del entorno y enfócate en ti. No trates de imponerte cosas, rituales o situaciones. Déjate fluir. No te desilusiones si no alcanzas los resultados esperados, con la práctica los conseguirás.

12.   Acepta compañía: Puedes meditar tu sol@, pero también es posible meditar con tu pareja, amig@s u otros miembros de tu familia. Esta actividad en común, mejora las relaciones, el entendimiento y la dinámica social-emocional. Además es gratificante compartir las experiencias y aprender de quienes nos acompañan.

13.   Agradece y se humilde: Cada vez que termines tus meditaciones, dedica un momento al agradecimiento; esto es parte fundamental del trabajo espiritual, físico y emocional. Hazte consciente de tu enorme capacidad de concentración y conexión y agradécelos.
Reconoce que siempre hay cosas nuevas que aprender y que el trabajo interno que estás realizando, no es congruente con su divulgación, presunción ni con sentirse superior a los demás. No tienes nada que demostrar.  Recuerda que la meditación llega de diferentes maneras y en el momento perfecto a la vida de cada quien, no olvides que ninguna técnica es mejor que otra y que cada persona tiene la misma capacidad de conexión y el derecho de desarrollar sus propias técnicas.

14.   Reincorpórate: Al terminar la meditación, no te levantes de un brinco para empezar a correr de actividad en actividad. Uno de los objetivos de meditar es mantener un estado de relajación y paz interior durante todo el día y toda la noche. Así que sal de tu concentración suavemente y lleva esa armonía a cada situación, ocupación, palabra y persona de tu día a día.

15.    Meditación en movimiento: Extiende tu calma interior al estar haciendo otras actividades. Concéntrate en el aquí y ahora. Realiza todas tus actividades, pensamientos, palabras y decisiones de manera consciente; esta extensión de la meditación favorece el equilibrio, el control y el manejo de tu energía y te ayudará a mantener el estado de paz y armonía que obtuviste en tus sesiones de meditación.



Lo que podría interferir con tu meditación:

Escepticismo: Es la posición que cuestiona la capacidad de cultivar la espiritualidad y sus beneficios, que desconfía o duda de la verdad o eficacia de alguna(s) práctica(s) espirituales. Las creencias limitantes pueden modificarse; permitirse experimentar cosas nuevas y darse la oportunidad abrirse a sentir y presenciar, contribuye a que disfrutes de la meditación y de tu espiritualidad.
Falta de certeza y confianza: La espiritualidad y la luz están en y solo en TI. Cuando depositas tu capacidad de paz, armonía y conexión en objetos, personas, rituales y amuletos al grado que si no cuentas con ellos te es imposible meditar, es momento de trabajar en aceptar y hacerte consciente de tu luz interna y de tu derecho irrenunciable a disfrutar de tu espiritualidad por ti mism@.
Soberbia espiritual: No te sientas superior a otros que no meditan o están en una ruta espiritual diferente a la tuya. Creerse poseedor de la verdad es incongruente con el objetivo de meditar. No desprecies a nadie ni a nada, siempre hay algo que aprender de todos y de cualquier situación. Con esta actitud literalmente levantas un muro entre tú y tu fuente espiritual. Se humilde y actúa en amor en todo momento, todos merecemos reconocimiento, aceptación y respeto.
Fanatismo:  Es el deseo irracional de imponer una creencia; es una apasionada e incondicional adhesión a una causa, el entusiasmo desmedido y monomanía persistente hacia algún tema, de modo obstinado, algunas veces indiscriminado y violento. Recuerda que la espiritualidad, al igual que la meditación son individuales y muy personales; todas las técnicas son válidas y merecen ser honradas.

Si en algún momento de tu meditación llegan a ti sensaciones incómodas como temores inexplicables, sentimientos depresivos, de angustia o rencor o visualizas imágenes desagradables y consideras que no puedes manejarlos, suspende suavemente la meditación y contacta a alguien en quien confíes y que tenga experiencia para que pueda guiarte y resolver el bloqueo con el que estás encontrándote para ejercer tu espiritualidad.



Espero que esta información sea un apoyo para que logres tus objetivos espirituales.
¡Feliz Meditación!
Si estás interesado en tomar terapia presencial en la Ciudad de Puebla o a distancia vía Skype, escríbeme a terapia@amparobandera.com



Fuentes:

2 comentarios:

  1. Saludos
    Primero que todo , muchas gracias por compartir sus conocimientos y técnicas para la meditación con nosotros.
    Quisiera Por Favor
    Me indicaran que mudra se utiliza (Generalmente) con cada una de los chacras, es decir, mientras trabajo en un chacra especifico en que posición debería tener las manos, (A que chacra pertenece cada mudra). O sí los mudras los debo usar dependiendo de cual sea el propósito de mi meditación.

    Muchas Gracias
    Espero sus Respuestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, antes que nada, una disculpa por tardar en contestar, pero apenas vi tu comentario.
      Los mudras se usan dependiendo del propósito de tu meditación como lo comentas y si quieres dedicar tu meditación para trabajar en tus chakras (para armonizarlos) usas el mudra específico. Te dejo la imagen correspondiente: http://mariaelenagallardo.files.wordpress.com/2013/04/540134_508509635861712_1159479381_n.jpg
      Gracias y saludos!

      Eliminar