lunes, 14 de diciembre de 2015

Mitos sobre la Infidelidad

Las situaciones más dolorosas en mi vida hasta hoy, han estado relacionadas con la infidelidad. En cada relación de pareja que he tenido, invariablemente los cuernos han estado presentes y como nunca nadie me había enseñado como manejar este tipo de situaciones ni lo que estaba sintiendo, mis decisiones no fueron precisamente las mejores... en cada caso viví un infierno dándole vueltas a pensamientos angustiantes (y bastante tontos por cierto) como echarme la culpa de lo sucedido, creer que yo había provocado que me fueran infieles, sentirme culpable, creer que yo hubiera podido hacer algo para evitarlo, pensar que el amor se había terminado, creer que la amante en cuestión era alguien "mejor" que yo, más guapa, más inteligente o asumir que yo ya no era suficiente. Me obsesioné con muchas ideas que hoy reconozco que son solo mitos en torno a la infidelidad. Después de estudiar sobre el tema, hablar con muchas personas y trabajo terapéutico, me doy cuenta de que no soy la única que se atormenta con estas ideas, a fin de cuentas de mil formas nos hacen creer que esas son las únicas razones por las que las parejas son infieles. 


Distinguir la infidelidad real de la de las películas y novelas es de gran ayuda para entender lo sucedido, hablar con franqueza y establecer acuerdos realistas nos da la posibilidad de no tener expectativas falsas, prevenir o manejar de mejor manera una infidelidad. Esto es hacerse responsable de lo que se está sintiendo, de los propios conflictos y de nuestras relaciones.

Mitos sobre la infidelidad:

- La fidelidad y la exclusividad están implícitas al iniciar una relación o contraer matrimonio.
La más grande mentira. La única manera de poner en claro el tipo relación y de exclusividad (sexual, afectiva o ambas) que queremos de nuestra pareja y que esta a su vez sepa claramente lo que estamos dispuestos a darle o no, es hablándolo, generando acuerdos que ambas partes acepten al inicio de la relación. 
Por supuesto en el periodo de enamoramiento creemos que jamás podremos si quiera voltear a ver a nadie más, pero al paso del tiempo, la rutina y las diferentes situaciones que las parejas vivimos nos sacan de ese estado hipnótico y las cosas cambian... para ese momento, por uso y costumbre, si una infidelidad surge, se mantendrá escondida y se encubrirá con mentiras. Si buscas una relación monógama, abierta, donde se permitan "escapaditas" o lo que sea que TU quieras, necesitas hablarlo francamente con tu pareja, de otra manera se generan expectativas, y si alguno de los dos iniciara una relación simultánea a escondidas, empeoraría por un tema de deshonestidad y traición.

- Una vez que una infidelidad sale a la luz, la pareja nunca puede ser feliz de nuevo.
Las infidelidades existen y las parejas se recuperan, lo que sucede es que la mayoría de la gente no anda hablando de estos temas y por eso creemos que no es posible. Las parejas aprendemos a reconstruir nuestras relaciones y reforzamos nuestros lazos afectivos hablando por largas horas (días, semanas, meses y años) con honestidad, muchas veces pedimos ayuda profesional y estamos dispuestos a asumir y hacer lo que la relación requiere después de una situación así.



- Una infidelidad solo es posible si la pareja tiene problemas. 
La verdad es que casi todas las parejas tienen problemas. Las infidelidades no solo suceden porque hay algo mal con la relación de pareja, suceden en parte porque las parejas no saben como resolver los problemas que tienen (aclaro que tener problemas en la relación no justifica engañar). Lo cierto es que muchas veces, el sexo con una tercera persona, es eso: solo sexo. Probablemente algunas infidelidades se generan para cubrir necesidades emocionales, pero en algunos casos - no la mayoría-, el punto es solamente acostarse con alguien más.

- No es infidelidad si no hubo sexo.
Muchas infidelidades suceden sin que haya ningún tipo de contacto físico. Quedarse hasta la madrugada mensajeándose con un amigo o amiga de la escuela sobre nuestros pensamientos y sentimientos más íntimos es un tipo de infidelidad (sobre todo si se esconde); por supuesto, la persona que lo está haciendo no lo verá como una infidelidad, pero te apuesto a que el otro miembro de la pareja SI lo ve así. Cuando entregas tus pensamientos y tu intimidad emocional a alguien con quien podrías tener una aventura algún día, es infidelidad.

- Las infidelidades suceden solamente cuando hay atracción sexual.
Algunas infidelidades son por el sexo, pero muchas otras veces, los romances clandestinos suceden porque existe una conexión emocional. Algunas veces, salir juntos y compartir sentimientos es lo máximo que sucede en la relación, sin embargo la conexión emocional tiene muchas posibilidades de convertirse en un encuentro sexual. 


- Alguien que engaña una vez, lo volverá a hacer.
Si, algo hay de cierto en eso, pero no todos los que han engañado una vez son infieles crónicos. Muchas infidelidades son cosa de una vez y por este tipo de ideas ("si te lo hizo una vez, te lo hará siempre"), lo que sucede después del engaño podría llevar a la relación de pareja a su fin. Para poder recuperar la relación y llevarla a un nivel de madurez y confianza superior al que se encontraba antes del engaño, es necesario que quien cometió la infidelidad termine la otra relación, diga toda la verdad sobre la infidelidad a su pareja (conocer la verdad es el primer paso para sanar) y esté dispuesto a establecer nuevos acuerdos desde la honestidad.

- Una infidelidad es el fin de tu relación.
No necesariamente, más de la mitad de los matrimonios sobreviven a la infidelidad y encuentran estabilidad. Aunque más adelante la relación termine por otros factores, cuando las parejas quieren estar juntos y trabajan en conjunto para ello, es posible que reconstruyan la confianza. Las causas más comunes para la terminación de los matrimonios (aproximadamente 54%) son: diferencias en el crecimiento personal y no poder comunicarse entre ellos.


- Las infidelidades suceden con personas mucho más jóvenes y atractivas.
¡Por supuesto que no! Piensa en los famosos que engañan a su pareja (super atractiva) con alguien que definitivamente no se ve tan bien, ni tiene 20 años menos. Es cierto que algunas veces personas de 40 o más buscan amantes mucho más jóvenes que ellos y que parecen salidos de revista, pero normalmente los y las amantes no son ni más jóvenes, ni más ricos, ni más atractivos que sus parejas formales, simplemente son alguien NUEVO.

- Si tu pareja voltea a ver a alguien, seguro quiere con el o ella.
Pues no... ver a alguien más (en una revista, foto, en un café, restaurante, cine, etc.) solamente significa que lo está viendo, es perfectamente normal (hombres y mujeres lo hacemos) y de ninguna manera es señal de que es infiel o de que quiere serlo. Es momento de empezar a quitar los significados dramáticos a cosas que pasan y son comunes. De verdad, tranquilízate y deja de hacer historias en tu cabeza... no significa nada y si sigues creyéndolo probablemente sea una buena opción analizar el motivo de tu apego y los celos que estás sintiendo.

- Tu pareja te es infiel porque continuamente está viendo a ver que pesca.
En la mayoría de los casos no es así (conozco algunos, pero no son lo usual); la mayoría de las veces una infidelidad sucede con personas que no están buscando un amante, sobre todo en los casos de parejas donde uno de los miembros solo ha sido infiel una vez. 
Generalmente, las aventuras inician con un sentimiento de confianza con otra persona, como algún compañero de trabajo o alguien con quien se tiene una amistad íntima de mucho tiempo. La confianza y el entendimiento son seguidos por compartir secretos íntimos que pueden convertirse en una conexión emocional y teminar en un encuentro físico.

Cualquier situación de engaño y/o infidelidad puede resolverse, esto no significa que la pareja siga junta, pero si es posible reconciliarse con la historia, dejar de cargala y ya sea que decidas permanecer con tu pareja o terminar la relación hay que hacerlo en paz y con compromiso. Recuerda que la venganza y la desacreditación están absolutamente fuera de lugar... por otro lado, la comunicación, la terapia, cursos, lecturas, grupos de apoyo y una guía formal y ética puede ayudarte realmente si estás pasando por un momento difícil.




No hay comentarios:

Publicar un comentario