miércoles, 9 de septiembre de 2015

Responsabilidades en el hogar



Me parece que en muchos hogares actuales de México, todavía está muy presente ese orden familiar de roles donde el padre sale a trabajar y trae dinero a la casa y la madre se encarga de todas las labores de limpieza, administración, compras, servicios para que la casa funcione y del cuidado de los hijos.

El problema es que ese orden se aplica a conveniencia porque en la práctica, un gran número de mujeres están teniendo que salir a trabajar y aportan dinero al hogar y en su tiempo “libre” además tienen que cumplir con “sus” responsabilidades en casa y crianza de los hijos.

Los pequeños ven y aprenden de esta situación y compran la idea de que las mujeres son las únicas que pueden ser responsables de las labores domésticas (bajo el pretexto y mentira de que los hombres no sirven para eso o no saben cómo hacerlo) y además cubrir al padre cuando su ingreso no es suficiente. Las dinámicas familiares y la energía injusta se heredan de generación en generación y los chicos aplicarán el mismo estilo familiar como verdad absoluta en sus propios hogares al momento de formarlos como adultos.

Las madres nos echamos encima todas esas responsabilidades porque alguien nos dijo que una “buena madre y esposa” hace eso cuando menos y porque vivimos tratando de demostrarle al mundo que somos super mujeres que podemos con todo....

Es momento de enseñar a nuestros hijos que hombres y mujeres pueden salir a ganar dinero y lavar la ropa por igual, hay que instituir el valor de la responsabilidad individual y además el trabajo en equipo.

Los hogares tienen que ponerse en orden. Un orden equitativo y solidario que sea capaz de cuestionar las usanzas de antaño y adaptarse de manera más funcional a lo que las nuevas familias necesitamos. Es momento de heredar a nuestros hijos y nietos dinámicas familiares más inteligentes y así generar un cambio a mayor escala.

Quejarse no sirve de mucho, para alcanzar estos objetivos cada familiar involucrado tiene que asumir sus responsabilidades. No debería ser la mamá la que pida un cambio, debemos ser todos los que propongamos y mantengamos nuevas estrategias para el bien común (Si. La pareja y los hijos se benefician mucho, se fortalecen, se empoderan y son más felices).


Así que si eres papá, hij@, herman@ o niet@ haz algo hoy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario