sábado, 28 de diciembre de 2013

Música que cura


La música es una forma de reprogramar nuestra mente, tiene el poder de cambiar nuestro ánimo de manera fácil y graba memorias en nuestro ADN. La música adecuada tiene el efecto de enviar al cerebro sensaciones que lo llevan a la relajación, por lo que se anula cualquier impulso negativo, obteniendo en muchas ocasiones resultados recuperativos sorprendentes. A este método terapéutico para curar o reducir diversos problemas de salud se le llama Musicoterapia y aporta efectos fisiológicos, afectivos y mentales que contribuyen al equilibrio físico, mental, emocional, social y espiritual de las personas.

La Musicoterapia se aplica de manera efectiva a desequilibrios nerviosos, influye de manera positiva en el corazón y pulmones, contribuye a la recuperación de adicciones y a la prevención del suicidio.

Basándose en los patrones de actividad eléctrica cerebral que producen la música y sus componentes (sonidos, estructuras rítmicas, escaleras, tonos, etc.), se obtienen diferentes resultados terapéuticos:

 Fisiológico: cambios de ritmo cardíaco, de respiración y de tensión muscular.
Psicomotriz: estimulación de la coordinación.
Médico: apoyo físico y psicológico para reducir el dolor.
Psicológico: mejora la autoestima, regula el estado de ánimo y ayuda en la resolución de problemas psicológicos.
Social: mejora las relaciones sociales, la comunicación e incrementa el desarrollo emocional y afectivo.
Educativo: ayuda a la formación, potencia el aprendizaje y el desarrollo intelectual, facilita la superación de discapacidades y la recuperación del habla.

Recomendaciones musicales por padecimiento:

          Ansiedad

Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo

Las cuatro estaciones de Antonio Vivaldi
Primavera:
Verano:
Otoño:

Sinfonía No. 36 en C major, KV 425, (Sinfonía de Linz) de Wolfgang Amadeus Mozart

          Aumentar la energía

Suite Karalia de Jean Sibelius

Serenata para Cuerdas (Op. 48) de Pyotr Ilyich Tschaikowsky,

Obertura de Guillermo Tell de Gioacchino Rossini.


          Depresión

Concierto para piano no. 5 de Sergei Vasilievich Rachmaninoff 

Ra ma da sa sa se so hung

Música acuática de Georg Friedrich Händel

Concierto para violín de Ludwig van Beethoven

Sinfonía No. 8 de Antonin Dvorak

En el tratamiento contra la depresión se usan melodías tristes que luego llegan a un tono más dinámico.


          Dolor de cabeza

Sueño de Amor  (Liebesträume Nº 3) de Franz Liszt

Serenata de Franz Schubert

Himno al Sol de Rimsky-Korsakov


          Dolor de Estómago

Música para la Mesa de Georg Philipp Telemann 

Concierto de Arpa de Georg Friedrich Händel

Concierto para oboe de Antonio Vivaldi


          Estudio y concentración

Música para estudiar y concentrarse, estado Alfa


          Hipertensión

Las cuatro estaciones de Antonio Vivaldi
Primavera:
Verano:
Otoño:

Serenata N° 13 en Sol mayor de Wolfgang Amadeus Mozart.

Música acuática de Georg Friedrich Händel

Concierto para violín de Ludwig van Beethoven

Sinfonía No. 8 de Antonin Dvorak


          Insomnio

Nocturnos de Chopin (op. 9 n.º 3; op. 15 n.º 22; op. 32 n.º 1; op. 62 n.º 1)
http://www.youtube.com/watch?v=gCPnUFmIJWM

Preludio para la siesta de un Fauno de Debussy 
http://www.youtube.com/watch?v=F5A4CkUAazI&feature=fvw

Canon en Re de Pachelbel


          Motivación

My name is Lincoln  Steve Jablonsky

Now we are free – Lisa Gerrard

Maya Audiomachine


          Para dormir tranquilamente

La musicoterapia produce un efecto adormecedor mediante instrumentos de cuerda y ritmos suaves semejantes a las canciones de cuna.


          Relajación

Se utiliza música que mezcle sonidos naturales y electrónicos.

Los sonidos de Cuencos de Cuarzo son efectivos.


          Sanación y armonía en el hogar

Música de Wolfgang Amadeus Mozart (todo)


Si tu padecimiento es severo, te recomiendo que acudas con un especialista y utilices la música como acompañamiento en el tratamiento recomendado.


Si estás interesado en tomar terapia presencial en la Ciudad de Puebla o a distancia vía Skype, escríbeme a terapia@amparobandera.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario